Como si estuviéramos en un concurso que hace muchos años fue famoso… “Representaciones de violencia sexista, de la cultura machista a lo largo de tu día... Por ejemplo, invisibilizarme al no nombrarme estando presente. Un, dos, tres… Responda otra vez”.


Vamos pillándole el truco al sistema heteropatriarcal, a esa cultura machista que otorga a los hombres unos privilegios que se basan fundamentalmente en la desvalorización de las mujeres, y así, se crean relaciones desiguales. ¿Cuáles son esos privilegios? Entre muchos, eso de volver a casa solo sin miedo, presuponer a una persona independiente simplemente por su género, que tenga más autonomía e independencia, que se refuerce su autoestima, que se mueva en el espacio público de una manera más libre... Y que para que ese reparto desigual de poderes se mantenga, el sistema tiene tan bien montado todo que impone y establece una serie de ideas, creencias y valores. A estas alturas ya sabeis de qué os hablamos…


Y decimos que vamos pillándole el truco porque aunque se intenten disfrazar algunas situaciones, ideas, creencias o valores de algo “es así, es natural, es lo normal…” sabemos que todas esas creencias se pueden transformar, darles la vuelta. Y aunque una gran parte podemos hacerlo solas y solos, en vuestros trabajos hemos visto que también se hemos dejado atrás el pensamiento de que la responsabilidad y la respuesta ante la violencia sexista sea individual. Vamos, que hacerle frente es una responsabilidad de todas y todos. También que una respuesta colectiva es necesaria.


Así que durante este mes os vamos a presentar iniciativas colectivas para hacer frente a la violencia sexista. O experiencias de cómo hacer frente a la violencia sexista colectivamente. Ya seamos chicas o chicos. Tenemos una responsabilidad ante estas situaciones. No podemos pasar. No debemos pasar. No son bromas. No son tonterías. ¿Recordáis los micromachismos?


Vamos a hacer frente a la violencia sexista con humor, con diversión... Como dice ese dicho... ¡que ladren que yo cabalgo!



Vamos a conocer de la mano de grupos feministas cómo hacer frente a esa violencia sexista. Cómo transformar esa sociedad.


Y como os decíamos antes, somos todas y todos cómplices de situaciones de violencia sexista si no respondemos, si no hacemos frente, si no nos levantamos. No solamente tenemos que levantarnos, también tenemos que desaprender lo aprendido, tenemos que saber cuidarnos, pero cuidarnos de verdad.


Noviembre es un mes lleno de actividades, reivindicaciones, manifestaciones, acciones… en torno al 25N, el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Intentaremos hacernos eco de ellas. Si conocéis alguna, no dudéis en mandarnos un mail a komunikazioa@beldurbarik.org.

Ante la violencia sexista.. ¡RESPUESTA COLECTIVA!