Piensa, discute y actúa
con actitud Beldur Barik
[Irantzu Varela] Tengo una amiga que dice que el amor sólo debería producir una cosa: bienestar. Y bienestar, es estar bien. Tengo otra que dice que, lo que no es facil, es dificil. Y parecen de esas cosas que dicen las amigas listas, y que resulta fácil aplicar en la vida real.

Pero, si te has enamorado alguna vez, sabrás que no hay nada más difícil que hacer caso a la amigas listas, y aplicar a la vida real lo que se supone que tenemos claro en nuestra cabeza.

Hace años que estamos prestando atención al amor romántico, mirándolo con una mirada crítica feminista. Porque, lo que debería ser una fuente de alegría, de placer y de cuidados, se convierte en muchos casos en un pozo de malestar, de desigualdad, y de violencia. Vemos demasiadas veces relaciones que empezaron en nombre del amor, y que se mantienen como un lazo pegajoso que no hace bien a nadie, pero que nadie se atreve a soltar.

Yo creo en el amor. Creo en esa sensación que siempre parece irrepetible, que es una mezcla de química personal, atracción sexual y conexión mental, o algo así. Pero no creo en todo el discurso que le construimos alrededor, en todos los superpoderes que le asignamos y en todas las normas que le imponemos.

Creo que hay mucha gente que puede provocarnos esa sensación. Creo que ojalá mucha gente lo haga a lo largo de nuestra vida. Pero no creo en que cuando quieres a alguien no deseas a nadie más. Ni que haya una persona (ni siquiera una cada vez) que sea especial para tí. Ni creo en que nadie tenga derecho a exigir que finjas que sientes eso.

Creo que a las mujeres nos han impuesto que la vida sea una ginkana del amor. Que nos pasamos la vida buscando a alguien que nos quiera, para querernos; tratando de que se quede quien tenemos al lado, para no sentirnos solas, que es mejor que mal acompañadas; tratando de encontrar enseguida un repuesto, para no pensar que no tenemos a nadie. Y creo que no hemos aprendido a valorar los otros amores, los de la amistad y el cuidado a largo plazo, que son los que duran (casi) siempre, y que son los que te recogen, te consuelan y te sacan de casa cuando el desamor llega.

Es raro que, en nombre del amor, podamos acabar llorando en una esquina, sufriendo al ver varias llamadas perdidas, alejándonos de la gente querida o permitiendo que alguien nos trate como nunca nos gustaría que nos trataran. Es raro que, en nombre del amor, confundamos el control, la persecución, los celos, la inseguridad, la ansiedad, la tristeza, la falta de autonomía, la preocupación, la dependencia, con la felicidad, con la tranquilidad, con el bienestar. Demasiadas veces no estamos bien por culpa del amor. O de lo que creemos que lo es. Porque, yo creo que, lo que no produce bienestar -sino todo lo contrario-, no es amor. Es soledad compartida, es responder a lo que se espera, es miedo a la autonomía... o puede ser control, poder, desigualdad, violencia.

Y esto podrían ser sólo creencias, que son como las lentejas, que si no te las comes, las dejas. Pero no es así. No se trata de ideas individuales y subjetivas que no me valen para mí, pero te pueden valer para tí. Porque eso es lo que dicen todas las personas que están en una pareja que da más miedo que bienestar: que nadie les entiende, que eso es pasión, que tú que sabes. Como si el amor fuera un juego de vasos comunicantes, en el que los días malos, las broncas, los insultos, los disgustos, los daños, se compensan con los buenos ratos. Pero no es así. Y las amigas listas lo saben. Y te lo dicen más cuanto menos quieras escucharlas.

Y la cosa es que tenemos las calles, las casas y los bares, llenas de gente que quiere enamorarse, para sentir esa magia que convierte tu aburrida vida en un eterno viaje, que te saca del hastío, de la rutina, y que trae sexo salvaje, películas con manta, cucharita por la noche y cenas con velas. Y luego está esa gente que, en nombre del amor, llora, se aburre, se siente culpable, vive presionada en la cama, no sabe de qué hablar cuando acaba la película y hace mucho que no hace la cucharita. En nombre del amor. Aunque sea de ese que no produce bienestar. Que es estar bien.
"Se acabó. No voy a ser cómplice". Así deciamos en un post de hace tiempo. ¿Que la violencia sexista utiliza sus armas para continuar con una sociedad machista? ¡Sorpresaaaaa! Los chicos también tenemos nuestras herramientas y estrategias para hacerle frente. Y no ser cómplice es algo de base. Como dice un cartel que nos mola... ante la opresión si nuestra respuesta es el silencio... Estamos al lado del opresor.

¡Aquí va nuestra Actitud Beldur Barik!

portada2

Vídeos Actitud Beldur Barik








Vídeos Beldur Barik




Stop Machismo



Aldatzeko ordua da



Konplize



Eskerrik asko ezer ez esateagatik



Guk argi daukagu

Actitud Beldur Barik


Beldur Barik?

Gola sartuko diot nitaz espero denari

Ez zaigu ezer gertatuko beti lehen lerroan ez egoteagatik eta horrela agian egunen batean denok batera egin dezakegu dantzan

Mutilak mugi gaitezen indarkeria sexistaren aurrean!

Beldur Barik Jarrera in action!

Normala

Amor
Idatzi ez duzun erromantizismoaren gidoia ez interpretatu!


Roman


Ba ez (omen) da horrela


Cuerpos


Metrosexuales, chicos de gimnasio... Mutilen gaineko presio estetikoak


Miss tetas


Nire gorputzean gerra isila dagoela uste dut


Biluzik


Aske sexualitateaz gozatzeko?


Aquí tienes el boletín en formato pdf. Haz clic en la imagen. ¡Sigue compartiendo tu Actitud Beldur Barik! ¡Vamos a seguir viviendo y disfrutando del amor y nuestros cuerpos con Actitud Beldur Barik!


Mutilak Boletina 2

La semana pasada os deciamos que el amor no es magia potagia... ¿Queréis discutir y reflexionar con nosotras y nosotros sobre cómo construir relaciones positivas y el amooor? ¡Al lío!

 

=Igualdad=

No, no es que se nos haya rayado el disco con la palabreja de marras... Sino que nos parece vital que recuerdes que las relaciones, sean del tipo que sean, deben darse en igualdad. Si te relacionas desde arriba, desde abajo... la cosa no va a cuajar, y posiblemente las dinámicas que se den entre vosotras y vosotros sean de todo menos equilibradas. A veces quien tienes delante tendrá que ceder. A veces tendrás que ceder tú. Otras veces deberéis asumir que llegar a un entendimiento conllevará mucho y mucho diálogo. Pero recuerda que ejercer el control sobre alguien o que ejerzan el poder sobre ti, apesta por todos lados. ¡Con lo bonito que es relacionarse de tú a tú! ¡No abuses del poder que tengas ni permitas que abusen del poder que puedan tener sobre ti!




 

Tiempo…

El tiempo es un factor clave a la hora de entablar relaciones positivas. ¿Tiempo? ¿Qué quieres decir con tiempo?-preguntas mientras clavas tu pupila en mi pupila marrón... Pues me refiero simple y llanamente a que como decíamos antes, las relaciones se CONTRUYEN, no vienen dadas. Esto se traduce en que de la noche a la mañana las cosas no van a ser como quieres que sean, y que todo periodo de adaptación a algo o alguien, requiere de tiempo de calidad. Y queremos hacer hincapié en que ese tiempo que inviertas si no es de CALIDAD, mal vamos. ¿Por qué? Porque la intimidad, la complicidad, el cariño y la confianza requieren cierta dedicación. ¿No te parece? ¡Pues hala, ya sabes, a sacar tu reloj de arena y ponerlo sobre la mesilla de noche!


 



via GIPHY

Comunicación

Evidentemente no hay relación personal ni amorosa posible, sin hablar. Y no nos referimos a volcar tu carretilla de verborrea en medio de cualquier encuentro. Comunicarse implica hablar, es decir, decir lo que te pasa por la cabeza, lo que te apetece, lo que no te apetece... pero también es importante dedicar tiempo a escuchar lo que nos llega de la otra parte. Hay ocasiones en las que cuando nos dicen algo, nos ponemos a la defensiva, nerviosas, nos alteramos, porque pensamos que nos están culpando de cómo se siente quien habla en ese momento. Hay otras veces, en las que cuando alguien explica una queja, nos sale acto seguido ofrecerle trescientas soluciones por minuto. Y no. Ni una cosa, ni la otra, son buenas maneras de hacer una escucha activa de alguien que se te está abriendo en canal. Cuando alguien quiere comunicarse contigo, es bonito que recibas y recojas lo que se te dice sin tomártelo personal. La literalidad es algo muy útil que puede venirte bien a la hora de no ponerte a la defensiva con lo que escuchas. Del mismo modo, intentar solucionar sistemáticamente cualquier conflicto que escuchas, también puede resultar condescendiente a aquella persona que comparte contigo lo que le sale de las entrañas. En vez de ponerte a dar ideas a diestro y siniestro... ¿Qué te parecería preguntarle lo que necesita? 😉


Por supuesto, la asertividad de la que hemos hablado anteriormente, es decir, expresar sin tapujos ni dobleces justamente lo que quieres decir intentado no herir a quien tienes delante, será tu mejor amiga junto con la literalidad que antes hemos mencionado. Y claro, recordemos que no hay que hablar de lo mundano y lo divino todo en una atacada en los siguientes sesenta minutos... En ocasiones es mejor tener pequeñas conversaciones espaciadas, que el diálogo más intenso de la capa terrestre, ya que éste último es posible que te deje hecha puré y sin ganas de que vuelva a repetirse.




via GIPHY

Ganas

Todo lo que te hemos contado hasta ahora es muy útil a la hora de entablar relaciones personales positivas... Pero realmente, la prueba del algodón definitiva son las ganas. Si tú te propones construir una relación igualitaria, paciente y progresiva y comunicativa... es porque tienes GANAS de que así sea. Lo que te llevará a hacer autocrítica, a revisar las conductas que tengáis unas y otros en la relación y plantearte nuevxs objetivos, no será el amor romántico que te vende Disney, ni la obligación de cumplir con las expectativas de tu familia antes de que se te pase el arroz... Sino las GANAS que a ti te surjan a la hora de hacer algo funcionar y llevarlo adelante. Por lo tanto, que no te engañen: no se acaba el amor (porque creemos a pies juntillas que el amor no se destruye, sino que se metamorfosea en otra cosa) , no aparecen otras personas (porque sabemos que existen modelos amorosos en los que varias relaciones pueden convivir paralelamente sin ser descuidadas) ... Cuando alguien quiere buscar una excusa para no hacer funcionar lo vuestro, te contará todo tipo de milongas, pero realmente lo que empuja adelante cualquier relación, la clave, son las GANAS. Por lo tanto, si tienes GANAS de tener una relación basada en los cuidados y el respeto: LA VAS A TENER.


 

Y así, con este post, decimos adiós a septiembre y al tema del amor. ¿Cómo vives tú el amor? ¿Cómo son esos intentos y logros de crear relaciones positivas? Vamos a lanzar una proppuesta... Pilla la cámara y plasma tus vivencias sobre el amor en un vídeo que puedes presentar al #BBConcurso2017. El mes que viene hablaremos sobre cuerpos. ¿Cómo vivimos nuestros cuerpos? Y es que, ¡vamos a reinvidicar (bueno, seguimos) la diversidad de cuerpos! ¿Quiéres difundir con nosotras y nosotros tu #ActitudBB? Let's go!

Guardar

Guardar

Querida amiga, ha llegado el día: TENEMOS QUE HABLAR. Y sí, vamos a empezar con la frase cliché por antonomasia: NO ERES TÚ, ES EL SISTEMA. A estas alturas de la película tenemos claro no, requeteclaro, que el sistema establecido, tal como tenemos montado el chiringuito, nos lleva pasito a pasito suave-suavesito a emparejarnos. Mires a donde mires, todo a tu alrededor está organizado en parejas y familias nucleares. Peeeeeeeeeeero, nosotras, que llevamos del orden de cien posts trabajando y teorizando sobre la autonomía personal, sabemos que siempre se está mejor sola que mal acompañada. Ahora bien, ¿Quiere decir ésto que tenemos que encerrarnos en el baño más cercano con pestillo? Pues no soy yo amiga de la socialización vacía y superficial, pero tampoco es plan de pasarte el día viendo Juego de Tronos en tu casa aislada sin relacionarte con nadie. ¿No? Porque digo yo que puede suceder, que en algún momento, conozcas a alguien interesante... Y cuidado, que nosotras no estamos por la jerarquización de las relaciones, y que estamos seguras de que esa persona interesante BAJO NINGÚN CONCEPTO eclipsará la relación fabulosa que tienes con tu hermana, con tu mejor amiga o con tu cuadrilla... Pero en fin... seamos realistas... Dar y recibir mimos de vez en cuando tiene su encanto. ¿No? ¡Claro que sí, Guapi! Por eso mismo, esta semana intentaremos hablar de cómo crear nuevas relaciones personales positivas. ¿¿Qué te parece?? ¡¿A que te encanta?! ¡¡PUES VAMOS ALLÁ!!


¿¡Abracadabra!?

Vale, puede parecer que la chorrada del siglo que la gente repite una y otra vez como si fuera verdad, tiene algo de sentido... pero por mucho que te vengan con la cantinela esa de “cuando menos te los esperes llegará el amor”, tú haz oídos sordos, porque no hay por donde cogerlo. ¿Por qué? Porque el amor no es magia potagia. Me explico: para empezar hay muchos tipos de amor, y no nos gusta poner el amor romántico por encima del familiar, del amistoso o del que le tengas a tu perro. No hay necesidad de mezclar churras con merinas, y cuando las cosas son diferentes... ¿¡Para qué compararlas y hacer un ranking!? Mira a tu alrededor y piensa cuántas veces has discutido con la persona que tienes más cerca en estos momentos. ¿Cuántos líos habéis tenido? ¿Cuántos desencuentros interminables o lo que también podríamos llamar movidones del tamaño del Everest? ¿Y realmente te crees que el AMOR, así con mayúsculas entrará por la puerta de tu casa perfectamente equipado con todo lo que te gustaría? No quiero ser aguafiestas, pero me temo que no. Lo que sí es posible que pase, es que conozcas a una persona que te caiga bien, con quien te guste pasar tiempo, te diviertas, te entiendas y por la que sientas atracción física. Es más, con que conozcas alguien que cumple un par de estos requisitos, ¡¡Date con un canto en los dientes!! El amor y las relaciones sanas se CONSTRUYEN, no “aparecen cuando menos te lo esperes” debajo de la alfombra.



En el siguiente post continuaremos dando esos pasos que son super importantes para crear esas relaciones sanas y saludables. ¡A vivir el amor con Actitud Beldur Barik!

¡Transformemos en conjunto! Recibirás un email con un boletín que recoge todas las novedades del mes. ¡Sé la/el primera/o en enterarte de todo!

¡Síguenos en las
Redes Sociales!

Facebook Twitter RSS YouTube Instagram Telegram Spotify