Vale, ya sabemos que eso del amor romántico es una película que nos han vendido para que siempre estemos esperando, seamos pasivas, nuestros sueños sean emparejarnos-casarnos-tenerunafamilia, encontrar la media naranja, o que tengamos que ser activos, llevar la iniciativa, ser los salvadores, nunca mostrar debilidad, evitar casarnos hasta el final, cuando hayamos encontrado a nuestra media naranja... Qué os vamos a contar que no sepáis...


¡Pues tenemos muchas cosas que contar! ¡Eso siempre! Tenemos que contar que del amor romántico se puede salir... solamente tenemos que saber cuales son las alternativas, cómo es eso de unas relaciones saludables, unas relaciones libres. "Pero si yo ya hago lo que quiero"... Bueno, si y no. A veces tenemos una imagen tan distorsionada de lo que es el amor, de lo que la otra persona necesita, de lo que quiere, de la necesidad que tenemos de gustar que nos olvidamos de nosotras mismas, e intentamos convertirnos en personas que no somos. Me viene a la cabeza un capítulo de la serie Easy que vimos hace unos días: La princesa Vegana. Pues en este capítulo vemos eso de cambiar por agradar a la otra persona…


fotograma-easy


Se tú misma o tú mismo! Algo que ya os comentábamos el año pasado junto con las “indicaciones” para establecer relaciones saludables (haz click aquí para volver a leer el post).

Querernos a nosotras mismas, valorarnos, empoderarnos, saber que no se necesita emparejarse con otra persona para ser feliz, que eso de “es que me voy a quedar sola” es una trola... que no... ¡anda que no tenemos gente en nuestro entorno! Aunque es cierto que la presión de que el resto tenga pareja y tú no... no es fácil de llevar. ¡De repente parece que la gente desaparece! ¡Jaja! Pues volvemos al post del año pasado y a las indicaciones que nos daba Coral Herrera. ¡Siempre está bien releerlas!


Y una vez que somos conscientes de que no es malo estar sola, y que nos sentimos a gusto con nosotras... ¡se abre un gran horizonte sobre cómo establecer las relaciones! Unas relaciones que no se basen en la dependencia, en los celos, en la complementariedad y también en la monogamia. ¿Conocéis el poliamor? Seguro que si, una palabra que lleva un tiempo en muros de Facebook y artículos. El poliamor es simplemente establecer relaciones (del tipo que se quiera y establezca) con varias personas a la vez. Con pleno consentimiento y conocimiento de la gente con la que establecemos la relación. Esto quiere decir que no vale que yo me líe con otra persona sin que la otra lo sepa. Eso son cuernos. Y el poliamor no va de eso. Tampoco es una relación abierta... Bueno, curioseeen un poco sobre todo esto... y lo tratamos en otro momento...



¿Y ahora que sé lo del poliamor tengo que ser poliamorosa/o? ¡Que va! Cada cual también establece la relación que quiere, en la que se siente mas a gusto... cualquier relación o tipo de relación que elijamos tiene que estar basada en la libertad, en relaciones sanas, en honestidad... ¡en Actitud Beldur Barik!, al fin y al cabo… ¡porque también elegir es Actitud Beldur Barik!

Guardar

Guardar

Guardar