Piensa, discute y actúa
con actitud Beldur Barik

Idatziak

(Si crees que este trabajo merece ganar el Premio Popular Beldur Barik, de 300 euros, pincha en “Votar”)

 
Egileak:   Eli Gonzalez eta Izaskun Aurtenetxea

Kategoria: 1 (12-17 urte)

Herria: Gamiz-Fika

 

 

Hiri batzuetan oraindik ez dago gizonezkoen eta emakumezkoen arteko berdintasunik. Musulmanek ez dituzte neskak bakarrik kalera joaten uzten gizon batekin joaten ez badira eta burutik hanketaraino jantziak eraman behar dituzte.

 

Grafikoei esker, gizonak, emakumeak baino etxeko lan gutxiago egiten dituztela frogatu ahal dugu. Gizonak eta emakumeak eskubide berdinak dituzte, ez da beharrezkoa emakumeak etxean geratzea etxeko lanak egiten, gizonak ere geratu ahal dira.



BERDINTASUNA!




Emakumeak:

%24 janaria prestatzea

%22 etxea garbitzea

%24 arropa garbitu eta lisatu

%20 erosketak egitea

%10 konponketak

Gizonezkoak:

%54 konponketak egitea

%13 erosketak egitea

%12 janaria prestatzea

%10 etxea garbitzea

%11 arropak garbitu eta lisatu

 



 

Giza eskubideen adierazpen unibertsala

“…Pertsona orok ditu adierazpen honetan adierazitako eskubide eta askatasun guztiak, eta ez da inolako bereizketarik egingo arrazarengatik, larru kolorearengatik, sexuarengatik…”
(Si crees que este trabajo merece ganar el Premio Popular Beldur Barik, de 300 euros, pincha en “Votar”)

 
Egilea:   Beatriz Berlanga

Kategoria: 1 (12-17 urte)

Herria: Ortuella

 

1930ko Martxoaren 8an,  egun triste bat Bilbon, hodeiek hiriko zerua guztiz estaltzen dute eta euriaren eraginez, kaletik ez doa inor,  baina Agirretxeen etxea jendez gainezka dago. Gela nagusian Miren bultzatzen eta emagina laguntzen , jaioko den umearen aita, aldiz sukaldean, lagunekin hitz egiten eta kartetan jolasten. Bat-batean negar bat etxeko gela eta bazter guztietatik entzuten da. Bizitzaren negarra. Askatasun negarra. Neska izan da. Loiola deituko da, bere amama bezala, etxean dauden pertsonen aurpegian irribarrea ikusten da baina giroan etsipena nabarmentzen da. Ez da mutila izan, sentimenduak ezin dira ezkutatu. Ikastolara joango da baina laster utziko ditu ikasketak emakumeak egiten duena egiteko: bere etxea aurrera eramateko gurasoei zaintzeko eta etxeko lanak egiteko.



Pertsona guztiok bezala hazten da, hobeto esanda, emakume guztiak bezala hazten da,  bere ikastolan bakarrik daude emakumeak, beraz, berdintasuna. Baina etxera ailegatzean bere nebak jolasten dauden bitartean berak mahaia jartzen du, amari laguntzen dio eta egin behar diren gauzak egiten ditu. Berak badaki bere bizitza horrela izango dela, emakumeak hori egiteko jaio direla, bere nolakotasunak barneratu ditu, badaki oso azkarra izan arren, ezingo dituela goi ikasketak eduki.

14 urtekin ikastola uzten du, etxeko ekonomia ez da oso ona eta bere nebek ikasi behar dute, beraz berari, emakumeari tokatu zaio ikasketak uztea, Areetara doa goizero etxe batera garbitzaile moduan lan egitera eta arratsaldero amari laguntzen dio etxeko gauzekin, horrela izango da bere bizitza. Zapalduaren bizitza.

Ezkontzen da bere auzoko mutil batekin, jatorra dirudi kalean baina etxean beste gauza bat da. Hiru alaba, haiek ez dute inoiz ikusi indarekeria bere etxean, bere aita ez da leloa, badaki noiz egin behar duen. Amak ez du nahi bere alabak bera bezala haztea eta ikastolara eramaten ditu  eta amaitzean goi-ikasketak egitera.Amak beti izan du triste aurpegia baina bere alaben aurrean edozein lekutik ateratzen ditu indarrak haiek kontura ez daitezen. Baina haiek ez dira leloak,

Urteak pasa amama izan eta indar gehiago ez edukitzea, altxatzea indar gabe, gozaltzea indar gabe, arropa janztea indar gabe, baina gaur ez da hori pasako. Inoiz baino hobeto altxatzen da, bere ohearen beste aldean ez dago inor, taberna joan dela pentsatzen du,

Egongelara pausu zehatzekin joan da, telefonoa altxatu bere alaba baten telefonoa sakatu eta….Zurekin joango naiz bizitzera ezin dut egoera hau gehiago jasan.

Noski ama, etorri etxera eta biok joango gara egoera salatzera.Gaur  #beldurbarik.

 
(Si crees que este trabajo merece ganar el Premio Popular Beldur Barik, de 300 euros, pincha en “Votar”)

 
Egilea: Yaiza Argibai Berbel

Kategoria: 1 (12-17 urte)

Herria: Ortuella

 

-¿Por qué ya no me besas cuando te vas a trabajar?

¿Qué ha pasado con nuestros sueños, nuestros proyectos?

¿Por qué ya no me cuentas tus problemas ni escuchas los míos?

- No sé. No sé lo que nos ha pasado. Yo creo…

-Yo creo que  nos falta dialogo, nos falta…

Así podría comenzar la discusión en cualquier pareja, que tras los primeros años trata de salvar su relación, hundida ya en el aburrimiento y el hastío.



Pocas son las soluciones cuando se rompe la convivencia  en una pareja. Cuando aparece el egoísmo es cuando la pareja empieza a romperse,  empiezan los reproches las discusiones…    Cada uno empieza a valorar lo que realmente ha aportado a esa relación, y casi siempre hay una parte que se siente más perjudicada por el hecho de que piensa que el ha aportado más que la otra persona. Es entonces cuando intenta conseguir de alguna forma eso que el piensa que a dado y no ha recibido. A partir de ahí cualquiera de las partes puede optar de una manera consciente o subconsciente a maltratar al otro.  No solo  físicamente, que es evidente el gran daño que produce (y el paso que se da de sometimiento del otro a su voluntad), sino porque una vez traspasados estos límites no hay marcha atrás y si la hay difícilmente se encuentra sin ayuda.

Realmente si lo analizamos profundamente se trata mayormente de un problema de educación y no de relación, por esos algunas personas maltratadas tienden a ser maltratadoras también.

Algunos y algunas, optan por el maltrato psicológico, que no es que sea mejor ni peor, es diferente, pero de igual forma anulan la personalidad de la víctima.

Porque realmente en estos casos las personas que lo sufren son auténticas victimas, no solo porque están siendo maltratadas sino también porque sufren incomprensión y rechazo social.

La mayor parte de las veces los casos de maltrato se producen con la complicidad encubierta del entorno que los rodea; amigos, familiares, hijos… La opinión de los más cercanos cuenta mucho a la hora de denunciar un caso de semejante tamaño,  se trata de silenciar o de quitarle importancia, en vez de denunciarlo abiertamente desde el primer momento, para evitar males mayores.

El qué dirán tiene un peso específico importante en la solución del problema. L a peor ayuda que que se puede prestar cuando se tiene conocimiento de un caso de maltrato es hacer oídos sordos o no meterse en los problemas de pareja, cuando se tiene la certeza de un maltrato, porque es establecer una relación de complicidad con el maltratador, haciendo sentirse culpable, al mismo tiempo, a la víctima.

Normalmente se llega a esta situación por pequeños detalles, como una cosa tan absurda como el reparto de tareas.

La historia de la humanidad está plagada de ejemplos del domino que ejerce un sexo sobre otro, mayormente el masculino sobre el femenino.

Por eso las mujeres desde tiempos ancestrales siempre han estado en un segundo plano en la vida social salvo raras excepciones.

La diferente educación recibida por niños y niñas desde su infancia, provoca que cada uno actúe conforme más normas preestablecidas por la sociedad ha recibido, en la edad adulta. De ahí que haya trabajos eminentemente masculinos y tareas exclusivamente femeninas. Por esa razón, dentro de la pareja, se han establecido diferentes roles en los que, generalmente, la mujer ha salido perjudicada, ya que durante cientos de generaciones el hombre era el señor de la casa y la mujer poco menos que un instrumento de placer y servidumbre.

Hoy día, gracias a la información y demás adelantos tecnológicos, la mujer ha podido liberarse poco a poco de la esclavitud del hogar, la crianza de los niños y con la incorporación al mundo laboral, del sometimiento al marido. Hoy día las mujeres del  mundo occidental disfrutan de la misma igualdad de derechos y deberes que los hombres, aunque esto más bien es algo teórico más que práctico, pues no obstante sigue habiendo diferente trato y por lo tanto maltrato.

En el resto del mundo, sobre todo en lo que conocemos como tercer mundo, la mujer está mucho más oprimida que en occidente y lo que es peor, sin derecho a réplica.

L a diferencia empieza en nuestra infancia, cuando a los niños y niñas empiezan a diferenciarlos, no solo en casa o en el colegio, sino en cualquier acto social de determinada ascendencia. Antiguamente los adultos iban a clases diferentes en función de su condición sexual. Los niños aprendían a dar patadas a un balón y a jugar a la guerra y a las niñas se les enseñaba a bordar y a sentarse de forma condecorosa en público.

No hay que intentar cambiar las cosas de golpe para que sean los hombres a quienes les ocurrieran tales cosas. Porque si durante milenios la sociedad se ha regido por unas normas claramente machistas, no vamos a arreglar nada tratando de que a partir de ahora sea el feminismo quien imponga su voluntad, no. De lo que se trata es que nadie imponga nada a nadie y que cada uno pueda hacer libremente su voluntad sin necesidad de someter a nadie, sea hombre o mujer. Para eso es necesario que los niños sean educados desde que aprenden a hablar en el respeto. El respeto tiene que ser algo que todo el mundo entienda como algo necesario para la convivencia en todos los ámbitos pero no impuesto a causa del miedo, sino entendiéndolo como la necesidad de escuchar la opinión de los demás porque sabes que así será respetada también la tuya.

Pero el maltrato no podemos reducirlo únicamente a la relación de pareja, también existe el maltrato a los hijos, la mayor parte de las veces como consecuencia de lo anterior, hacia los profesores, porque son entendidos como meros instrumentos de guardia y custodia y pensamos que pueden sustituir la labor paterna cuando debe ser complementaria y, sobre todo, existe el gran olvidado y de que muy poca gente habla que es, el maltrato a las personas mayores.

Maltrato mal entendido por la sociedad, que supone que como son mayores tienen menos necesidad de atención por aparte de la familia, entendiendo muchas de sus quejas como “cosas de viejos”.

Pero no olvidemos que han sido ellos los que se han desvivido por nosotros desde que nacemos hasta que, ya adultos, abandonamos el entorno familiar, para acabar, muchas veces, en cualquier geriátrico como si de un mueble viejo e inservible se tratase. Es entonces cuando más nos necesitan y no hay dinero que pueda pagar un geriátrico donde reciban lo que esperan de sus hijos, es decir, amor.
(Si crees que este trabajo merece ganar el Premio Popular Beldur Barik, de 300 euros, pincha en “Votar”)

 
Egileak: Jennifer Aguado eta Jokin Gómez

Kategoria: 2 (18-26 urte)

Herria: Ermua

 

Amanece la ciudad a solas en casa
contemplando la calle sin saber bien que es lo que pasa
no me oirás llorar seré como el lobo que no aúlla
por un hombre que te atrapa obligándote a ser suya
no soy tuya, soy de la madre tierra quien me enseñó a crecer libre
no junto a un borracho que me ataque ni me desequilibre
no permitiré que me insultes, que me hagas sentir vacío
la rabia que no sacio se acumula muy despacio
pero casi no hay espacio para albergar tanto odio
la llave de mis sentimientos solo yo la custodio
sabes, es mejor ser niño y jugar con aviones de papel,
que ser hombre y jugar con el corazón de una mujer.

Más: Grito de égalité
(Si crees que este trabajo merece ganar el Premio Popular Beldur Barik, de 300 euros, pincha en “Votar”)

 
Egileak:   Julen Madariaga, Ekaitz Gonzalez, Kym Jondiz, Mizanur Rahman eta Ane Zubiaga.

Kategoria: 1 (12-17 urte)

Herria: Mungia

 

Anderrek 34 urte zituen eta bere emazte Mariak 32. Biek kanpoan lan egiten zuten.
Bi seme zituzten Julen eta Ekaitz 8 urte zituztenak. Haiek bakarrik ez geratzeko Naroa ume zaintzailea kontratatu zuten.n; Naroak janaria prestatzen zuen eta etxea garbitzen zuen.
Hilabete batzuen buruan Ander, Maria txarto tratatzen hasi zen eta Maria jotzen. Naroak hura ikustean 091 deitu zuenn Anderren tratu txarrak salatzeko.Anderri urruntze-agindua jarri zioten,eta Maria eta Ander dibortziatu ziren.
Mariari kustodia eman zioten. Julenek eta Ekaitzek ez zuten aita ikusi nahi, eta amak ez zuen nahi aitak ikustea, beraz 14 edo 15 urterarte ez zituen ikusi. Haiek oso haserretuta zeuden aitarekin, beraz, Ander bizitza osoan damutu zen Mariari egindakoaz.

¡Transformemos en conjunto! Recibirás un email con un boletín que recoge todas las novedades del mes. ¡Sé la/el primera/o en enterarte de todo!

¡Síguenos en las
Redes Sociales!

Facebook Twitter RSS YouTube Instagram Telegram Spotify