El programa Beldur Barik surgió en 2009 dentro de la red denominada BERDINSAREA.  Hoy en día, lo organiza Emakunde-Instituto Vasco de la mujer, junto con el impulso de Berdinsarea-Eudel y las diputaciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Además, cuenta con la colaboración del Departamento de Educación del Gobierno Vasco, la Universidad del País Vasco y EITB.


Los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma del País Vasco, en el marco de la celebración del 25N, Día Internacional contra la Violencia ejercida hacia las mujeres, organizan conjuntamente las campañas que se proyectan. En 2006, se crea Berdinsarea (red compuesta por ayuntamientos que trabajan a favor de la igualdad y contra la violencia ejercida hacia las mujeres) y se pone en marcha la primera campaña de sensibilización en común, siendo respaldada por más de 41 ayuntamientos de diverso tamaño.


Año tras año, se ha hecho el esfuerzo de huir de los estereotipos que suelen aparecer en las campañas sobre violencia (limitadas a la violencia física, y asignando a las mujeres el papel de víctimas), presentando el abordaje desde un punto de vista positivo, ya que se ve necesario reforzar los mensajes dirigidos al empoderamiento de las mujeres y lograr la implicación de toda la ciudadanía. Y respecto a los chicos, trabajando con ellos la prevención de comportamientos sexistas, animándoles a tomar un papel activo ante las agresiones sexistas. Y en este contexto es donde nace el programa Beldur Barik. Un programa que está en constante movimiento y que va creciendo y adaptándose a las necesidades de las personas que participan y se implican en él.


Desde que se hizo la primera edición del concurso, en el año 2010, el número de trabajos ha ido aumentando año a año, desde los 70 de la primera edición a los 363 de 2016. A partir del 2011 hubo un cambio de mirada donde se pasó a priorizar las actitudes expresadas en los trabajos y no tanto la calidad artística de los mismos. En este año también se promovió la implicación de los centros escolares y de la Universidad del País Vasco, implicación que se ha mantenido a lo largo del tiempo. En este segundo certamen se expusieron todos los trabajos en la web y se puso en marcha la votación popular.


A lo largo de todas estas ediciones se ha conseguido consolidar el programa, tanto en transmitir el abordaje en prevención de la violencia sexista con la que trabaja el programa, como la de asentar los marcos desde donde trabajamos: generar procesos de trabajo con la gente joven, desde el ámbito local. Año a año se han creado nuevas herramientas para facilitar los procesos de debate y también para identificar la actitud Beldur Barik que permite enfrentar y superar la violencia sexista.


En ese objetivo de llegar y generar procesos de reflexión y debate en la gente joven, nos acercamos a ellas y ellos a través de nuestra web y diferentes redes sociales, redes que crecen en audiencia y alcance año tras año.