Bi egoera proposatzen dizkizuegu:

1- Gehiegi gustatzen ez zaizun pertsona batek zure Tuenti edo Facebook-a eskatzen dit. Ez daukat emateko gogorik, baina ez dut 'borde' bezala geratu nahi. Hala, konfidantza handirik izan gabe, nire elkarrizketak, argazkiak etabar. ikusiko ditu, txatetik hitz egingo dit... Eta ez daukat gogorik!

2- Nire atzetik dabilen ezagun batek nire telefonoa lortzen du, eta Whatsapp-aren bidez etengabe gauzak esaten dizkit. "Kaixo wapa", muxuen edo bihotzen emotikonoak... Astun jartzen da eta ez dakit zer egin. Blokeatzea pasada bat iruditzen zait...

Badakigu: mugak jartzea oso zaila da... Ez dugu zatarrak izan nahi... Baina garrantzitsua da gogoratzea gure bizitzan (birtuala barne) sartzera nor gonbidatu eta nor ez erabakitzeko eskubidea daukagula.  Honen inguruan, Yo ligo yo decido atarian artikulu interesgarria idatzi zuten:

¿Le doy mi tuenti? ¿Y si no quiero “meterle” en mi red?


Muchos sábados al salir conocemos gente nueva, nos presentamos, charlamos… ¿cómo te llamas? ¿qué haces por aquí?, ¿te conozco? ¿dónde estudias? o incluso directamente ¿tienes novio? son cosas que escuchamos con frecuencia. Pero la que más más, la pregunta más de moda hoy en día es
¿Me das tu tuenti?

Y a veces lo das, o le has dicho tu nombre y te busca al día siguiente y en cuanto entras al tuenti te encuentras su petición de amistad: ¡Hola wapa! (Hala, ya me ha pillao, le tengo que dar a aceptar…)

Pero si aceptamos a todo el mundo, por no decir que no y “quedar mal”, a veces sin darnos cuenta vamos añadiendo a nuestra red a gente que apenas sabemos quienes son, ni qué piensan, ni nada, sólo que les conocimos una noche, o hablamos un rato, pero nada más. Porque es que, claro, es tan fácil darle a aceptar, que vas añadiendo amigos y amigos y luego ya no sabes ni todos los que tienes. Habría que hacer un repaso mensual de la gente que hemos añadido en la red para comprobar a quién conocemos y a quién no, y tendríamos que coger y decir más veces que no, porque no estamos “obligadas” a dejar entrar en nuestra red a alguien que no conocemos de nada.

Pero no sólo es lo de añadir a gente que apenas conoces al tuenti, y que pueda ver todas tus fotos y contactarte, a veces lo que nos pasa en el tuenti, es que chicos que sí conocemos lo utilizan para decirnos cosas que… no nos dicen a la cara. ¡Y eso da una rabia!

¡Sigue leyendo!

Esan behar dugu, ala ere, pozik gaudela, Facebook-en bidez gai honen inguruan zuen erantzunak ikusita. Honako galdera hau bota genuen:  Gustatzen ez zaizun ezagun batek (eta zurekin ligatu nahi duena) Tuenti edo FBa eskatzen dizu. Zer egiten duzu? Alguien que quiere ligar contigo y no te gusta te pide tu Tuenti o FB. ¿Qué haces? 30 pertsonek esan zenuten ez zeniotela emango, eta azalduko zeniotela, zakar izan gabe, bakarrik zuen lagunentzat erabiltzen duzuela Facebook-a. Besteek aukera desberdinak proposatu zenituzten: ematen diot baina gero bere lagun eskaerari ezetz esaten diot, ematen diot baina argitzen diot ez dudala ligatu nahi, seriotasunez esan ez dudala nire profila partekatzen, ez dudala... Pertsona bakar batek esan zuen zatar ez izateagatik emango ziola.

Eta zuk? Nola bizi dituzu egoera hauek? Txarto sentitzen zara halakoetan ezetz esaterakoan?