Pentsatu, eztabaidatu eta ekin
Beldur Barik jarrerarekin!
La violencia sexista, la cultura machista, se da en nuestro día a día, aunque a veces, lo hace de una manera tan sutil, tan sibilina, que no nos damos ni cuenta…



Hay un dicho que dice “El árbol no nos deja ver el bosque”. Pues bien, a veces se piensa que la violencia sexista sólo es aquella que vemos en las portadas de los periódicos, en las noticias de los medios de comunicación. Si, aquella violencia que ocurre dentro de la pareja y que es una violencia física. Pues esto solamente es el árbol que no nos deja ver el bosque, o mejor dicho, es la punta del iceberg, lo que vemos, pero que debajo del agua, ese iceberg está sustentado por toda una estructura basada en una sociedad patriarcal, machista y heterosexista.



¿Qué es la cultura machista? Es aquella cultura que otorga a los hombres unos privilegios que se basan fundamentalmente en la desvalorización de las mujeres, y así, se crean relaciones desiguales. Y para que ese reparto desigual de poderes se mantenga, el sistema tiene tan bien montado todo que impone y establece una serie de ideas, creencias y valores.



Bueno, lo tiene bien montado hemos dicho... pero eso no quiere decir que no podamos terminar con él. La clave está en transformar la sociedad, transformar los pensamientos, las creencias, esas ideas que se nos han impuesto generando todo tipo de desigualdades. Y eso no podemos hacerlo solas y solos... tiene que ser un cambio que hagamos entre todas y todos, es responsabilidad de todo el mundo cambiarlo. ¡Es un compromiso de todas y todos!

Por eso este mes veremos la próxima iniciativa que se ha creado a nivel estatal contra las violencias sexistas. Una cita que tendrá lugar el 7 de Noviembre en Madrid, que nos parece interesante destacar y a la que os animamos a que vayáis si se puede... sin olvidar que podemos también trabajar en nuestro día a día, en nuestro entorno... porque la transformación ¡puede empezar por muchos lugares!



Hablaremos de autodefensa, de la importancia de una respuesta colectiva a las agresiones sexistas, vengan de donde vengan y cuando vengan.



Cuando decimos que la transformación puede venir de cualquier sitio... ¿por qué no empezar con el lenguaje? Aquí un video que presentaron a Beldur Barik Lehiaketa desde Santurtzi.



Pronto vienen las navidades... y nuestros ojos se llenan, especialmente también en esta temporada, de publicidad sexista. ¿Quién impone estas diferencias en el y de consumo? Soy chica y tengo una predisposición por la moda, la belleza, el color rosa, los juegos que tienen que ver con el cuidado (muñecas, cocinas...). Soy chico y mis juguetes tienen que ser todos aquellos que supongan rivalidad, competición, agresividad (superhéroes, vehículos de todo tipo de ruedas, juegos donde mi fuerza es la que mandad...). Y no sólo eso, las mujeres aparecen principalmente como objetos sexuales, utilizando los cuerpos para vender, como si fueran adornos del árbol de navidad. En este caso, podriamos hasta decir que "el adorno del árbol de navidad no nos deja ver el bosque".



Noviembre es un mes lleno de actividades, reivindicaciones, manifestaciones, acciones… en torno al 25N, el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Los diferentes agentes que trabajan para que esa transformación sea realidad, para que la violencia sexista termine, tienen en torno a esta fecha actividades, programas, acciones… intentaremos hacernos eco de ellas. Si conocéis alguna, no dudéis en mandarnos un mail a komunikazioa@beldurbarik.org.

 

 Muestra tu Actitud Beldur Barik para terminar con la violencia sexista. ¿Preparadas y preparados para la transformación? ¡Transformemos nuestra sociedad, nuestras amistades, nuestros entornos y hagámoslos libres de violencia sexista! Y vamos a hacerlo entre todas y todos, ya que la respuesta colectiva, es la mejor respuesta a la violencia sexista.


 
Autodefensa-Amorebieta

Amorebietan, Azaroaren 21ean, larunbata... AUTODEFENTSA FEMINISTA TAILERRA!

Nori zuzenduta?

14 urte gorako emakumeentzat!

Noiz?

Azaroaren 21ean, larunbata. Ordutegia: 10.00etatik 14.00etara eta 16.00etatik 20.00etara.

Non?

Zelaieta Zentroko Ekintza Gelan

Izena emateko epea?

Azaroaren 2tik 13ra arte!

Informazio gehiago nahi baduzu bidali email bat berdintasuna@amorebieta.net helbidera. Hemen duzue udalerriko web gunean agertzen den informazioa ere!

 

EKIN AUTODEFENTSA FEMINISTARI!

erasoen-aurrean-autodefentsa-1

Zallan autodefentsa feminista ikastaroa antolatu dute. Hemen duzue apuntatzeko informazio guztia!

Noretzat?

16 urtetik aurrerako neska eta emakumeei zuzenduta.

Noiz?

Azaroak 2, 4, 9 eta 11. Astelehena eta asteazkena

Ordutegia: 17:00-19:30

Non?

Tartanga Polikiroldegia

Noren eskutik?

Isa Bernal (gogoratzen al duzu berarekin izan genuen solasaldia? Berriro irakurri nahi baduzu, hemen sakatu)

Harremana eta informazioa

Berdintasun Arloa.

berdintasuna@erandioko-udala.net

Izena emateko epea:

Irailaren 22tik aurrera, ikastaroa hasi baino 5 egun lehenago arte... Urriaren 28a arte!

ERASOEN AURREAN, AUTODEFENTSA FEMINISTA! ERASO SEXISTEN AURREAN... ERANTZUN KOLEKTIBOA!

En serio, lo es. Aunque no lo parezca. Los callejones oscuros, las calles solitarias, las vueltas a casa de noche, también son nuestras, por eso las reivindicamos. Porque las mujeres tenemos reconocido el derecho a ir a dónde nos dé la gana, cuando nos dé la gana, como nos dé la gana, pero la sociedad en la que vivimos no nos permite todavía tener la posibilidad de hacerlo. Nadie nos prohíbe andar libremente por la calle, pero la cultura del miedo que nos han impuesto nos impide la posibilidad de ser libres, de sentirnos libres en la calle.


Lo mismo pasa con la calle como espacio público, como sitio en el que manifestarnos, reivindicar, desobedecer, protestar. Esa calle sí que no es nuestra. Esa calle que es el espacio público, la asamblea, la plaza, la protesta, la pancarta, el megáfono, la conquista de derechos, esa sí que nos da miedo.


Hasta que internet y las redes sociales nos organizaron un espacio virtual -pero más publico de lo que ellas mismas esperaban- la mayoría creíamos que éramos pocas… incluso que estábamos solas. Pero empezamos a encontrarnos en foros, en fotos, en post, en blogs, en “me gustas”, en twits, en memes… en cientos de cosas que antes no sabíamos ni que existían, que nos hablaban de cosas que ya sabíamos, pero que tampoco sabíamos que existían… La violencia diaria contra las mujeres, la forma en que se nos representa en los medios, el hueco que se nos reserva en la cultura, los esfuerzos que hace el patriarcado para mantenernos obedientes y adormecidas. Y empezamos a vernos unas a las otras, a reconocernos, a crear una red propia en la que somos tantas que ya nadie puede fingir que no estamos.


El feminismo ha encontrado en las redes sociales un espacio inesperado de articulación, de pelea, de burla, de revolución divertida, cañera e irreverente. Hacemos vídeos, textos, y fotomontajes, cantamos, gritamos, nos despelotamos y nos burlamos. Hemos encontrado un espacio en el que canalizar nuestro cabreo. Y eso es bueno.


Pero también es malo. Porque nos hemos encontrado, nos hemos descubierto y nos hemos conectado, pero desde casa, con el ordenador enchufado. Hemos aprendido a utilizar las redes sociales para compartir nuestras ideas y nuestras peleas, para saber lo que las otras piensan, para descubrir que todas vivimos en las mismas luchas internas, para reírnos y para ponernos la piel de gallina… pero no para conquistar esas posibilidades que, por derecho, son nuestras.


Si no salimos a la calle, si no nos organizamos, si no nos articulamos en reivindicaciones colectivas con otras mujeres y con otros movimientos, nuestras posibilidades serán sólo virtuales. Nuestra vida está en la calle, y por eso es ahí donde debe estar nuestra lucha. Las redes nos dan la excusa para ponernos las botas, tomar las plazas, los medios de comunicación, las pancartas, las reuniones, las fiestas, los conciertos, las desobediencias varias.


Porque la calle es nuestra. Tiene que serlo. Tenemos que estar en la calle reivindicando que se conviertan en posibilidades reales nuestros derechos. Que no trabajemos más y cobremos menos, que podamos hacer de verdad lo que nos dé la gana con nuestro cuerpo, que los callejones oscuros, las calles solitarias, la asamblea, la plaza, la protesta, la pancarta, el megáfono también sean nuestros. Es en esas calles donde se decide cómo son de reales nuestros derechos.


Nuestra lucha virtual es la red que nos pone en contacto entre nosotras, pero tenemos que ponerle a esa lucha nuestro cuerpo. Porque en nuestras redes sólo entramos nosotras y los ladradores que nos recuerdan lo rápido que cabalgamos, y si queremos llegar al resto, a las que todavía no se han enterado y a los que van a tener que ponerse de acuerdo, tenemos que salir a buscarles, y ocupar espacios, alzar la voz, hacernos visibles, exigir la posibilidad de ejercer de verdad nuestros derechos.


Y no vale pensar yo ya escribo mis post, ya le doy a “me gusta”, ya retwiteo… no vale esperar que sean las otras que salgan a la calle a hacer ciertos nuestros derechos.


IMG_20141129_193003

Gaur egun, ia komunikazio guztia sare sozialekin egiten dugu. Lagunekin geratzeko, whatsappa erabiltzen dugu. Gauzetaz enteratzeko edota informatzeko facebookera edo twitterrera goaz. Gure argazkiak konpartitzeko Instagram erabiltzen dugu. Gure harreman sozialak eremu digitalean garatzen ditugu. Sare sozialak, komunikatzeko, gure harremanak garatzeko erabiltzen ditugu, gauza pila batetarako: barre batzuk botatzeko, kotilleatzeko, ligatzeko... Gauza askotarako erabiltzen ditugu, eta askotan besteei min egiteko ere. Askotan erabilera nahiko matxista egiten dugu. Esaterako, emakumeen gortputzen inguruko komentario iraingarri eta desbalorizatzaileak egiteko. Nesken bizitza sexualaren inguruko zurrumurruak zabaltzeko. Kritikatzeko.


Ikusi duzue "La red social" pelikula? Facebooken sorreraz doa. Ondoren jartzen dizuegun pasarte honetan ikusten da nola Mark Zuckerberg Facebook-en sortzaileak, Harvard unibertsitatea hackeatzen duen, ikasle nesken argazkiak lortzeko. Zertarako? Tiabuenen lehiaketa antzeko bat sortzeko. Zergatik egiten du hori? Bere neskalagunak utzi egiten duelako eta haserre dagoelako (bere blogarekin, neskalagun ohia publikoki humiliatu eta gero).



Pelikulako protagonistak neskaren intimitatea, espazio pertsonala eta sexualitatea erasotzen ditu, bere intimitateko gauzak kontatzen hasten denean bere blogean. Baina gainera, emakumeen aurkako bengantza horretan, emakumeak eta beraien gorputzak erabiltzen ditu, objektuan bilakatzen, ondo pasatzeko, barre egiteko. Eskubidedun pertsona edota subjektu bezala tratatu beharrean, gauzatan bilakatzen ditu. Horri deitzen zaio kosifikazioa. Emakumeak objektu bezala ikustea eta tratatzea. Objektu sexual bezala. Bideo honek oso ondo azaltzen du:



Pero al mismo tiempo, se han generado un montón de iniciativas en el mundo digital que hacen frente a estas agresiones. Chicas que están hartas de la cosificación, la manipulación y la desvalorización de sus cuerpos y sexualidades, hacen frente con actitud Beldurbarik a toda ese sexismo. Y utilizan la comunicación virtual (blogs, redes sociales...) para ello. #Fatkini o #feministselfie son algunos ejemplos.  Fatkini es un hashtag que ha inundado Instagram y Twitter donde se suben fotos y se realizan nuevos comentarios. "Se busca acabar con el tabú de los cuerpos gordos y empezar a disfrutar de una vida sin complejos marcados por estereotipos de pasarela y photoshop, sin pensar en qué pensarán los demás. Los kilos de más no debería ser motivo de vergüenza, y así lo atestíguan miles de mujeres en todo el mundo que se inmortalizan en bikini y muestran sus cuerpos en las redes sociales".


Gure gorputzak, gure erabakia! Indarkeria sexistaren aurrean erantzun Beldur Barik!

Eraldatu dezagun batera! Email bat jasoko duzu hileko berriak biltzen dituen boletinarekin. Izan zaitez lehena, guztiaz enteratzen!

Jarraitu gaitzazu
Sare Sozialetan!

Facebook Twitter RSS YouTube Instagram Telegram Spotify